viernes, 10 de febrero de 2017

distensión progresiva: no hacer ***

*** por Francisco Bengochea


Al final, creo que el mejor procedimiento para deshacer la tensión es el no hacer. Si añadimos algún esfuerzo, se crea más tensión; por ejemplo, si hacemos un esfuerzo de concentración, o nos esforzamos por soltar la tensión. La única forma de alcanzar la distensión es evitar cualquier esfuerzo, incluido el esfuerzo por no hacer esfuerzos (evidentemente, hablamos del tiempo que dedicamos a la meditación, no de dejar de cumplir nuestras obligaciones). Anteriormente he hablado en este blog de “dejarse ir” o “abandonarse”, pero esforzarse por hacer esto es ya un hacer que aporta energía y por tanto crea también tensión. No hacer es difícil, sobre todo en los comienzos, ya que es algo que no estamos acostumbrados a “hacer”. Dedicando un espacio de tiempo diario a meditar sin hacer nada vamos encontrando poco a poco la paz que deseamos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------
Quizás, la mejor palabra que se puede manejar para expresar el no hacer meditativo es  «PASIVIDAD»